Friday, November 25, 2005

Afecciones

Soy una persona terriblemente consentida. No puedo evitarlo. Soy hija única y siempre he aparentado menor edad, y siempre he encontrado ángeles guardianes en mi vida que me toman afecto, me ayudan y me "protegen".

Por esa razón, creo yo, sumada a un irritante sentido de la justicia y a una molesta necesidad de polemizar, por esas razones, repito, hay cosas que me afectan más de lo que deberían.

Bueno, me encanta la camorra inteligente. Eso es una cosa. La otra es que se me altera facilmente la vena feminista. Por otro lado, soy terriblemente sensible a lo que piensan las personas que quiero y aprecio, y sufro la malsana necesidad de que me aprueben y me quieran. Pero además, y más grave aún, espero cosas de la gente. Cosas que yo haría en su lugar. Es decir, espero que los otros se comporten como yo me portaría. Y cuando no lo hacen, me siento terriblemente herida. Yo sé (racionalmente) que no todos somos iguales, que la gente se guarda cosas, que suele ser deshonesta (y en esto aclaro a mi post anterior: prefiero la grosería a la mentira), que a veces dice o hace cosas por puro compromiso, etc, etc...

¿En fin, para qué este post? Para desahogarme, pues me siento dolida por una gran tontería; para que deje de incomodarme, para tratar de analizar racionalmente por qué me dolió, para decir, gritar, ESTOY PUTAMENTE MOLESTA, y que la cosa no se quede en el silencio.

Porque, como buena niña malcriada, siempre tengo que hacer pataleta.

Ya está.

Aclaración: este post no tiene absolutamente nada que ver con el Blog de Turin ni con las discusiones anteriores.

4 comments:

Túrin said...

Entonces yo te regalo un consejo: Jamas esperes nada de nadie o hagas juicios de alguien, especialmente si los aprecias.

Sherman said...

Pues si, ese consejo me lo dio una amiga hace mucho y vivo mejor... no esperes que nadie actue como tu lo harias.

y uno que me dio un amigo de la U... no preguntes cosas que no quisieras saber realmente.

y el de mi tia: al que madruga Dios se burla por pendejo

Anonymous said...

Y tenerme que perder ese maravillosamente peligroso brillo en esos ojos preciosos...

Soy desdichado

Kaimelar said...

Es que vaca chiquita siempre sera ternera. Ademas sin pataletas, ¿Como te consienten, si no tienes razones para estar triste?